Prevención y combate de incendios

Prevención y combate de incendios forestales

Un incendio forestal es la pérdida de cobertura vegetal a causa de un fuego ocasionado de forma natural o provocado por el hombre. Con el propósito de evitar esta pérdida de vegetación en las Áreas Naturales Protegidas a cargo de la Coordinación General de Conservación Ecológica, los incendios son atendidos oportunamente por personal guardaparque, con el apoyo de grupos organizados y capacitados, principalmente de protección civil de los municipios colindantes con los cinco Parques Estatales.

 

Además, con el fin de aminorar la ocurrencia de incendios forestales y los efectos negativos que causan, se realizan las siguientes acciones de prevención:

 

  • Apertura de brechas cortafuego, esta actividad consiste en abrir una franja permanente de ancho variable, libre de vegetación hasta el suelo mineral, que sirve como barrera artificial para detener y controlar el avance del fuego.

 

  • Mantenimiento de brechas cortafuego, para que éstas cumplan su función, se les da un mantenimiento permanente, cuidando que se encuentren en óptimas condiciones, libres de vegetación y sin nada que sea inflamable, con la finalidad de prevenir y contrarrestar un posible incendio.