Manantiales del estado

Localización y Caracterización de Manantiales en el Estado de México

Hoy en día, el agua ha dejado de ser un bien de consumo, para valorarse como un bien ambiental, cuya calidad y cantidad depende de la conservación de las cuencas hidrográficas generadoras del recurso, y que descansa de manera especial en la conservación de las zonas forestales.

Tal es el caso de las aguas superficiales, y en especial, la que producen los manantiales durante los 365 días del año, que por su aporte en la temporada de estiaje (estaciones secas) resulta fundamental para la existencia de pequeñas y grandes comunidades, así como a la diversidad de especies animales y vegetales, al aprovechar el agua para sus necesidades básicas.

Los manantiales dependen del agua subterránea como fuente de alimentación, y ésta de las características climáticas, ambientales y geohidrológicas que existan en el área de infiltración.Cuando nos referimos a los manantiales que existen el Estado de México, aludimos a un sin número de éstos, que dependen directamente de esa alcancía hídrica, cuya calidad y cuantidad en lo que al hombre toca, son responsabilidad de todos.

En el Estado de México solo se contabilizan 3,006 manantiales que cuentan con Títulos de Concesión Registrados ante la Comisión Nacional del Agua, por tal motivo, en el año 2005 la Secretaría del Medio Ambiente (Exsecretaría de Ecología y la extinta Coordinación de Estudios y Proyectos Especiales), inició los trabajos de campo con el fin de llevar a cabo el Programa de Localización y Caracterización de estas fuentes superficiales; cuyo objetivo principal ha sido, contar con un inventario preciso de los manantiales existentes en varios municipios, obteniendo información sobre su ubicación y sus características físicas, hidráulicas, químicas y biológicas, como una estrategia estatal de conservación, protección y recuperación; así como sus principales riesgos de afectación física negativa y contaminación, obtenido todo ello a través de la concertación con las comunidades dueñas o poseedoras del recurso para sumarlos a la protección y restauración de las zonas generadoras de agua.

Los trabajos fueron realizados en 250 días, durante los años 2005, 2006 y 2007 con el apoyo de las Organizaciones no Gubernamentales Allied Domecq y la Fundación Pedro y Elena Hernández A.C., así como por los Ayuntamientos de Valle de Bravo, Amanalco, Villa Victoria, Temoaya, Nicolás Romero, Jilotzingo y Otzolotepec. Durante los años 2008 - 2011 se incorporaron 17 municipios más para el logro del objetivo trazado, por lo que se culminó el 2011, con un total de 7,036 manantiales en 22 municipios del Estado de México.

Para el 2012 los trabajos del inventario de manantiales se llevaron a cabo en  ocho municipios más, obteniendo un subtotal de 1839 manantiales, rebasando las metas debido a la cercanía de algunos municipios que no se tenían programados como es el caso de Zinacantepec que se priorizó como componente del Parque Nacional Nevado de Toluca. Durante los siguientes años 2013 y hasta septiembre del 2014 se sumaron los municipios de Toluca, Lerma, Coatepec Harinas, Temascaltepec y Almoloya de Juárez, alcanzando un total de 10,554 manantiales localizados y caracterizados, como se muestra en la siguiente matriz.

Cabe hacer la aclaración que se han muestreado manantiales en 30 municipios de la entidad, considerando que en algunos municipios se han realizado relocalizaciones o complementado los trabajos faltantes, en diferentes años.

El Instituto Estatal de Energía y Cambio Climático pone a tu disposición la localización y caracterización de manantiales ubicados en el Estado de México, si deseas obtener más información da clic aquí

 

Fuente: Instituto Estatal de Energía y Cambio Climático, junio 2016