Composta

Composta

COMPOSTA (Abonos Orgánicos):
 
La importancia de los abonos orgánicos se debe a que estimulan la diversidad y actividad microbiana en el suelo, lo que permite mejorar su estructura, la estabilidad de sus componentes, su porosidad ayuda a la filtración del agua y el crecimiento de las raíces contenidas en éste.
A los Abonos Orgánicos también se le conoce como composta, el cual te servirá  para mejorar la tierra del jardín y para alimentar a tus plantas.
Evita mezclar los residuos orgánicos con los de otro tipo, se dice que por cada 100 kg de restos orgánicos se obtienen 30 kg de abono.
 
¿Qué necesito para hacer composta?
La forma más elemental es disponer de un bote de distintos materiales (plástico, resina, térmicos, etc.) y tamaños diversos.
Aparte del compostador; herramientas para voltear, tijeras de poda para cortar ramas y una pala para extraer la composta hecha.
 
¿Dónde ubico el compostador?
Deberá reposar directamente sobre la tierra.
Por comodidad, elige un sitio cercano a la cocina.
En la sombra es mucho mejor que en el sol, si no, tendrías que regarlo con frecuencia para mantener la humedad.
 
¿Qué no debo colocar?
Los excrementos de animales domésticos y de personas. Llevan patógenos.
Ceniza y aserrín de madera tratada o aglomerados. Esto es muy tóxico.
El polvo resultado de barrer el piso doméstico, porque lleva metales pesados.
Cualquier material que no sea orgánico y biodegradable: plásticos, vidrio y aluminio.
Carne, huesos y pescado, plantas y frutos enfermos o gran cantidad de vegetales podridos, cebollas y ajos.
 
Elaboración:
1.- Colocar en el interior del bote una capa de tierra vegetal.
2.- Agregar una capa de carbón.
3.- Mezcla varias capas del resultante de pasto podado con residuos de corteza, podas de tallos jóvenes y papel troceado, en una proporción de 1 a 2. El estiércol y hojarasca seca del año anterior sirve como activador de la fermentación y se puede agregar al material, también en capas alternativas
4.- Cada capa no deben superar los 20 cm.
5.- El compostador deberá estar ventilado y con aberturas para que funcione la descomposición
6.- La humedad resulta vital. Considera una temperatura de 40-60ºC, ya que eliminara los gérmenes y posibilita que en 3 ó 4 meses se obtenga una composta de calidad.
7.- Vigilar que no se pudra controlando la fermentación. De vez en cuando, toma un puñado de composta con la mano y apriétalo. Si escurre líquido, corre peligro de pudrirse, incorpora material seco y dale forma de nuevo al montón. Si se desmorona, se encuentra muy seco y debes humedecerlo. Remueve la mezcla una vez al mes para airarla.
 
¿Cómo sé si algo no va bien?
Si notas un olor a amoníaco, significa que hay demasiado nitrógeno (material verde) sin mezclar con carbón (marrón). La solución es mezclar con materia seca (por ejemplo hojas secas) y voltear.
Si notas un olor a podrido, significa que hay mucha humedad y poco oxigeno. La solución es mezclar con materia seca y voltear.
Si ves que el compostador está lleno de materia seca y fría, significa que falta humedad. Por lo tanto la solución será mezclar con restos de cocina verde y voltear.
Las moscas de la fruta no son ningún problema, para evitarlas debes enterrar un poco los restos de cocina y agregar poca cal.
Si la mezcla resulta demasiado ácida y no evoluciona, se puede incorporar cal al conjunto.
 
¿Cuándo está listo para aportarlo al suelo o para secarlo?
En primavera-verano en 3 meses y en invierno hasta en 6 meses.
Para ver si ya está en su pinto, toma un puñado con la mano. Deberá tener un color marrón o negruzco, olor a bosque y estar frío debido a la falta de actividad microbiana.
No se reconocerá nada de lo depositado hace unos meses, excepto los trozos de ramas y piñas, las cuales se separan con el cernido o con las manos y se vuelven a introducir al compostador para que continúe su proceso y sirva de estructurante.
 
NOTA:
A) Puedes guardarlo en bolsas o sacos cerrados herméticamente. Si al estrujarlo desprende líquido, no lo almacenes en bolsas, ya que podría pudrirse.
B) Aplicar una vez al año. Se recomienda que en tiempos cálidos sea en invierno y climas fríos en otoño.
C) Puedes dejarlo sobre la superficie (5cm.) a modo de acolchado o si no, incorporarlo.
D) Para macetas debes pasarlo antes por un cernidor fino.
Fuente: Dirección de Concertación y Participación Ciudadana